En la Argentina, se llama mate a la infusión que se prepara con las hojas de la yerba mate. Esas hojas previamente secadas, cortadas y molidas forman la yerba mate, de sabor amargo debido a los taninos de sus hojas.

También se llama así al recipiente donde toma esta bebida, siendo el más utilizado el de calabaza.

Del mismo modo que sucede con los platos regionales, en cada zona de la Argentina y cada “matero’ tiene su forma predilecta de tomarlo. Amargo, dulce, saborizado con ralladura de naranja o con hierbas, no hay una única manera de preparar esta bebida.

Parte de la historia de la Argentina

El origen del mate se remonta a los pueblos guaraníes, que utilizaban las hojas del árbol como bebida, objeto de culto y moneda de cambio. Durante las largas travesías por la selva, los conquistadores españoles notaron que los guaraníes tenían mayor resistencia luego de tomar esta bebida sagrada.

Más tarde los jesuitas introdujeron el cultivo en las reducciones y contribuyeron a su difusión y comercialización. Y así es como la infusión se hizo conocida entonces como té de los jesuitas.

Consumo del mate en Argentina

Según datos del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), en la Argentina se consume un promedio 6,4 kg por habitante por año y la yerba mate está presente en más del 90% de los hogares.

Además, su consumo es altamente beneficioso para la salud, ya que contiene vitaminas del grupo B, posee un gran poder antioxidante, produce un efecto energizante y ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos.

30 de Noviembre, Día Nacional del Mate

A partir del año 2015 en Argentina se celebra el 30 de noviembre como el Día Nacional del Mate en conmemoración del nacimiento de Andrés Guacurarí y Artigas, según lo establecido por la Ley 27.117, impulsada con el fin de promover el reconocimiento permanente de las costumbres.

Categorías: Blog

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *